viernes, 15 de junio de 2012

6 cosas que deberíamos enseñar a los alumnos cuando vemos una película en clase

Todo el mundo está de acuerdo en que el cine es un excelente recurso educativo, no sólo para la Clase de Religión, sino para cualquier asignatura escolar.

Por supuesto, si en clase ponemos alguna película ello debe responder a un objetivo pedagógico definido, por lo que debe estar acompañada de una actividad que favorezca la comprensión del asunto planteado, ya sea a través de un trabajo escrito, un debate, etc. 

Además, debemos asegurarnos que el alumno/a es capaz de relacionar lo que ha visto en el film con los contenidos de la asignatura, en nuestro caso, la clase de Religión.

He observado que la mayoría de nuestros alumnos y alumnas, sobrealimentados por la TV, los vídeos virales del Internet y cierto género de películas efectistas y simplonas, necesitan educar su mirada y desarrollar su inteligencia cinematográfica. Es decir, aprender a apreciar los distintos elementos que conforman una producción audiovisual, e interpretarlos en el marco de un todo que es la Película.

Hemos de enseñar a los alumnos y alumnas a descifrar el mundo de significados que se esconde detrás de una obra cinematográfica, y su relación con el mensaje que nos quiere transmitir. 

Lo que buscamos es cultivar en ellos el gusto estético, aunque a alguien pueda sonar un tanto ambicioso.

En concreto, cuando veamos una película en clase deberíamos enseñar al alumnado a distinguir los siguientes elementos de la obra:

1. LA TRAMA: Identificar el problema principal de la película, la lucha de los personajes por superarlo, el momento de máxima tensión o clímax, y la resolución final que inaugura una nueva situación. Además, sería interesante reconocer las subtramas que se van desarrollando anejas al hilo conductor de la historia.

2. LOS PERSONAJES: Observar la caracterización, física y psicológica, de los personajes, especialmente de los protagonistas, y cuál es su evoluciónencarnanactuación. durante la película.  Además, podemos evaluar como los actores dichos personajes, es decir, la

3. LA FOTOGRAFÍA: Aquí tomamos nota de la nitidez, el colorido, los juegos de luz y de sombra, la perspectiva, los distintos planos, de las imágenes en el film.

4. LA MÚSICA: Llamamos la atención de los temas musicales y su aparición en las diferentes escenas de la película ¿Qué significan estos temas en el marco de la historia?, ¿qué sentimientos suscitan en el espectador?

5. LA PRODUCCIÓN: Observar los escenarios en que se desarrolla la acción, espacios abiertos o espacios cerrados, paisajes urbanos, o paisajes rurales, etc. También podemos identificar la caracterización de los ambientes, los trajes, los objetos, etc. En este apartado, deberíamos incluir los efectos especiales.

6. EL GUIÓN: Prestar atención a los contenidos de los diálogos de los personajes: lo que dicen, a quién lo dicen, cómo lo dicen, el vocabulario que emplean, los temas de conversación: romántico, filosófico, reflexivo, relativo a la vida cotidiana, etc.
 
La consideración de estos 6 elementos, más otros que se pueden agregar tales como el contexto histórico, los antecedentes, etc. deberían ayudarnos a contestar la pregunta fundamental: ¿Cuál es el mensaje que la historia quiere transmitir? A la cual se agregan otras: ¿Qué nos enseña la película a nosotros hoy? ¿Cómo se relacionan los temas y el problema planteado en la película con los contenidos de la asignatura de Religión?

El cine en el aula, además de ser un importante factor motivacional para los alumnos y alumnas de hoy día, usado como recurso pedagógico puede contribuir eficazmente al desarrollo de las competencias básicas, especialmente la lingüística, la social y ciudadana, la artística, la de interacción con  el medio, la de aprender a aprender, etc.
 
Tomado de El blog de Marcelo